Aquí puedes encontrar lo que tengo, lo que pienso y lo que soy. Es mi pequeño desastre y tú, desde este instante, tienes la oportunidad de rebuscar en él. Tu opinión es la que más me interesa, así que déjame oírla. Todos los textos de este blog me pertenecen, así que sé original y hazlo mejor que yo.
·································································· Twitter ·················· Youtube ················· Tumblr ················· Flickr ··········································································

Carteros que se perdieron

viernes, 11 de agosto de 2017

epifanía

Quiero dejar de comer
para comprar libros

Quiero vivir
para poder beberlos

Quiero morir
para que sean ellos los que me escriban

Quiero resucitarlos
cuando sean demasiado viejos

Quiero que Pizarnik me llore
y que Whitman me cante
quiero desnudarme ante ellos
cuando no haya nadie delante

Quiero ser eterna
en unas páginas en blanco
despertarme con un verso,
sangrar tinta sin agravio

Los libros me hacen la autopsia
en la autopista del desgarro.
Murió enferma de poesía:
la libertad es su legado

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquier cosa que digas, lo que te ha producido esta entrada, si te ha gustado, si tienes alguna crítica constructiva que aportar, si te has sentido identificado...¡cualquier cosa! Será bien recibida, y me sacará una sonrisa que te hayas molestado en dejarme un comentario. ¡Muchísimas gracias pequeño soñador!

PD: Respondo a los comentarios en tu blog, así que no te preocupes que tan rápido como me sea posible te contestaré pasándome por tu rincón.