Aquí puedes encontrar lo que tengo, lo que pienso y lo que soy. Es mi pequeño desastre y tú, desde este instante, tienes la oportunidad de rebuscar en él. Tu opinión es la que más me interesa, así que déjame oírla. Todos los textos de este blog me pertenecen, así que sé original y hazlo mejor que yo.
·································································· Twitter ·················· Youtube ················· Tumblr ················· Flickr ··········································································

Carteros que se perdieron

lunes, 13 de julio de 2015

El grito siempre vuelve

Cierto lunes por la tarde,
dentro de unos 50 años,
puede que un niño se me acerque
con un libro de Historia en las manos
y me diga
"abuela, qué bien estabais
qué bien debía ir todo
si no os quejabais
si no alzabais la voz
si no moríais ni matabais
por nadie ni por nada"

Y yo no sabré cómo explicarle
cómo quitarme la mordaza
para decirle que no,
que no todo iba bien
que era todo una ilusión
que nos impusieron el silencio
porque quien calla
está como ausente
y quien está ausente
no ha iniciado nunca una revolución

No sabré cómo explicarle,
que después de callarnos
quisieron modelarnos
hasta convertirnos en una masa gris
uniforme
conforme con lo establecido
que no supiera pensar por sí misma
y no escuchara nunca de "cogito ergo sum"
ni de la prematura muerte de Dios

No sabré cómo explicarle,
que después de callarnos
y convertirnos en rebaño
rompieron los pinceles,
las partituras y los libros,
borraron a Van Gogh,
Mozart y Baudelaire,
                                  aquellos locos,
                                  muertos de hambre,
para imponer las cifras
y matar el arte


Espero saber cómo explicarle,
cómo quitarme la maldita mordaza

Espero que ese niño abra mucho los ojos
espero que no pueda creerlo
y salga a la calle
a luchar
a pensar
a crear
por todos aquellos que no pudieron hacerlo




("Silence is the most powerful scream" dijo alguien
hoy, todos gritamos) 


6 comentarios:

  1. Nada peor que el silencio de un pueblo que tiene tanto que gritar.
    Nada peor que la pasividad.

    Gritar por el fútbol y no por el arte, gritar por los toros y no por la corrupción.
    Pero todos los muertos de hambres seguiremos con nuestra guerra interior, consolándonos, tirando pinceles como bombas.

    Nada peor que no poder cambiar nada sin el resto.
    Nada mejor que entenderte. Leerte. Escribirte. Conocerte.

    Lutz.

    ResponderEliminar
  2. No pensaba que podía pasar esto, pero ha pasado. Y hacía mucho que no pasaba, pero me alegro de que haya sido contigo, y con estas palabras. Me he emocionado. Digamos que me he desabrochado la mordaza (lo digo bajito por si acaso), y he sentido. He sentido más de lo que nos quieren dejar sentir. Y ojalá sigamos así siempre, ojalá no puedan con nosotros, ni con los locos muertos de hambre... Qué demonios, nadie puede pararnos. Nos han callado, pero como tú dices, el silencio es uno de los gritos más poderosos. Gritemos, creemos sintiendo, y que hagan con nosotros lo que quieran, pero no dejemos un mundo sin arte, sin cultura, sin conocimientos universales, a ese pequeño niño... No hagamos eso, que se me rompe el corazón.

    Remoloneo mucho cada vez que tengo que leerte, pero joder, siempre me recuerdas lo bien que manejas las palabras.

    Yaiza.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Hola Daw,
    cuánto tiempo sin pasarme por aquí. Y qué suerte que justo el día que decido volver, encuentre esto. Qué miedo me da ese futuro del que hablas, qué miedo me da callarme (¿cómo puede seer que tenga más miedo a callarme que a hablar?), qué miedo conformarme y hacer de esto algo normal, y no luchar y que mi mente no me pertenezca. Qué miedo, que bien haberte leído y, por favor, brindemos por el arte.

    María

    ResponderEliminar
  5. Es increíble como con un puñado de versos eres capaz de destripar el futuro.

    ResponderEliminar
  6. Joder.
    Y qué verdad tienes. Todo pasará así, mientras tanto, el silencio nos abraza y nada nos queda por hacer.
    Un besito.

    ResponderEliminar

Cualquier cosa que digas, lo que te ha producido esta entrada, si te ha gustado, si tienes alguna crítica constructiva que aportar, si te has sentido identificado...¡cualquier cosa! Será bien recibida, y me sacará una sonrisa que te hayas molestado en dejarme un comentario. ¡Muchísimas gracias pequeño soñador!

PD: Respondo a los comentarios en tu blog, así que no te preocupes que tan rápido como me sea posible te contestaré pasándome por tu rincón.