Aquí puedes encontrar lo que tengo, lo que pienso y lo que soy. Es mi pequeño desastre y tú, desde este instante, tienes la oportunidad de rebuscar en él. Tu opinión es la que más me interesa, así que déjame oírla. Todos los textos de este blog me pertenecen, así que sé original y hazlo mejor que yo.
·································································· Twitter ·················· Youtube ················· Tumblr ················· Flickr ··········································································

Carteros que se perdieron

lunes, 28 de abril de 2014

Sobre aquella chica a la que nunca conociste.

Nunca habéis visto a nadie como ella. O quizás sí, pero habéis tenido tanto miedo de asomaros a sus abismos que habéis preferido caminar lejos del color océano de sus ojos. Y aún así os habrá salpicado durante todo vuestro camino a casa.

No, no podéis haber conocido a alguien como ella. Ella era tan fría…Yo pensaba, os juro que creía que estaba hecha de cristal. El cristal más fino y puro que jamás se haya esculpido. Los escaparates la miraban y se agrietaban de la envidia, escondían en vaho a sus esqueléticos maniquíes para observarla mejor. Pronto descubrí que ese cristal era tan resistente como el diamante. Que la cubría una capa impermeable de inseguridades y de otoños deshojándose de ilusiones. Ella caía con la misma fragilidad que una bailarina, creaba espirales en la nieve y sonreía con la boca llena de lágrimas. Yo quería levantarla, quería tomarla entre mis brazos y mecerla hasta que Morfeo se la llevara consigo. Susurrarle al oído que todo iba bien. Que todo iría bien. Y sentir los latidos de su pequeño corazón de hada junto a mis manos temblorosas. Quería hacerla volar. Lo que no sabía es que ella ya tenía alas, y que pronto revolotearía entre mis clavículas.

Parecía que se rompería con tanta facilidad…Pero estaba muy equivocado. Ella era la persona más fuerte que jamás podía haber conocido. Me di cuenta de que siempre veía el vaso medio lleno con tal de no ahogarse en sus miedos. Me di cuenta de que el humo de sus cigarrillos suspiraba poesía. Me di cuenta de que no era ninguna princesa de cuento a la cual tenía que salvar del dragón. Me di cuenta de que ella se salvaba a sí misma perdiéndose en cualquier bar en el que se sirvieran noches de insomnio con cualquier guitarrista capaz de acariciarle las cuerdas de sus caderas. Me di cuenta de que ella era puro surrealismo, puro Dalí, de que estaba jodidamente loca. Y yo me estaba volviendo loco por ella.

La psicodelia de su sonrisa al comenzar su canción favorita de Pink Floyd, teníais que haberla visto. Parecía Alicia en el País de las Maravillas bailando por mi habitación, flotando dentro de sus camisetas tres tallas más grandes. Ella era la mejor alucinación, un oasis que al rozarme me sumergía en Andrómeda. Me llevaba tan lejos que pensaba que nunca volvería a aterrizar.

Pero qué más da adonde fuera. Ella era hogar. Mi hogar. Ella era donde deseaba estar, ya fuera aquí, en París o en Saturno. Donde fuera con ella, sabía que no me perdería. Porque allí donde el mapa de su cuerpo señalara su corazón, me encontraba yo.





He leído este texto en mi canal de Youtube, escúchalo pinchando aquí.

12 comentarios:

  1. Lo dicho, que ya no sé qué más decir. Un poco nosotras, ¿no crees? Aquí, París o Saturno.
    Me quedo con el tercer párrafo. Que nadie la salve, que quedan bares.

    Y con todo mi amor, me encanta la cabecera. No me preguntes por qué, me ha recordado a Leiva. ¿Pólvora?

    Lutz.

    ResponderEliminar
  2. Joder. Joder. Y joder otra vez. Qué maravillosa eres, ¿no, Daw? Me has enamorado totalmente. Con la entrada, y con el precioso cambio de look que le has hecho a tu blog.
    Y bueno, sí. También con tu voz. No sé si sabes lo bonita que suenas leyendo tus textos en youtube. Tienes una voz tan preciosa... Nunca dejes de hacerla escuchar.

    Te admira,
    María.

    ResponderEliminar
  3. Gran manera de describir a alguien. No sé, cada vez que te leo me pareces tan humana. Enserio, felicidades por el talento.

    ResponderEliminar
  4. Hay mucha pureza en tus palabras. Es tan hermoso que.

    ResponderEliminar
  5. Un texto presioso sin duda. Me alegra que a ambas nos apasione escribir y que podamos expresar más allá se nuestros pensamientos con simples palabras.

    ResponderEliminar
  6. El texto y la delicadeza con la que describes es muy bonita.
    Hay personas que nos hacen sentir de esa manera. Que no importa dónde estemos, si no con quién.
    Besos<3.

    ResponderEliminar
  7. I-N-C-R-E-Í-B-L-E texto, verdadera magia hecha relato.. "Me di cuenta que siempre veía el vaso medio lleno con tal de no ahogarse en sus miedos" me ha enamorada especialmente esta frase, aunque a la vez tambien me ha roto, ya que nunca había parado a pensarlo, pero ahora que lo hago me doy cuenta que hay más de mi en esas letras de lo que me gustaría admitir..

    Por favor, jamás dejes de escribir.. esta claro que esa chica es más persona, más humana, más angel de lo que hasta ella misma piensa

    ResponderEliminar
  8. Madre mía, me has puesto la piel de gallina, de verdad, no solo lo he leído dos veces, si no que también la he escuchado en youtube. 'Ella era magia, y eso es algo que no os puedo explicar.'
    ¡Cielo despejado! Cuélate entre mis estrellas en http://albordedetucama.blogspot.com.es/
    M.

    ResponderEliminar
  9. Holaaa soy Miriam, la escritora del blog http://sonrielealavidaporquetodoteiramejor.blogspot.com.es/
    me paso para decirte que tu blog está nominado al Premio Dardos
    ¡Pásate a verlo! Un beso gigante :)

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola!

    Has sido nominada a dos premios en mi blog.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Por favor, acabo de descubrir este blog y todavía no me lo creo. ¿Cómo puede ser? ¿Cómo puedes hacerlo? En serio, eres increíble, tus textos son increíbles, tus poesías son increíbles y el blog es infinitamente increíble. No me gusta comentar por comentar, y este comentario es una de las pruebas más evidentes porque ¿quién no alucinaría con esta entrada? Magnífico, no hay más palabras, porque no sé qué decir. Simplemente un aplauso enorme, por gente como tu da más que gusto leer blogs, espero que nunca dejes de escribir, que todos los comentarios de gente te den fuerzas para seguir siempre porque, yo no sé los demás, pero a mí me encantaría seguir leyéndote cada día.
    De veras, gracias por crear este espacio tan especial.
    Un beso muy muy fuerte. (:

    ResponderEliminar
  12. 'Que la cubría una capa impermeable de inseguridades y de otoños deshojándose de ilusiones.' Me ha encantado. No hay palabras, besos.
    http://resurgiendodelinfierno.blogspot.com.es/?m=1

    ResponderEliminar

Cualquier cosa que digas, lo que te ha producido esta entrada, si te ha gustado, si tienes alguna crítica constructiva que aportar, si te has sentido identificado...¡cualquier cosa! Será bien recibida, y me sacará una sonrisa que te hayas molestado en dejarme un comentario. ¡Muchísimas gracias pequeño soñador!

PD: Respondo a los comentarios en tu blog, así que no te preocupes que tan rápido como me sea posible te contestaré pasándome por tu rincón.