Aquí puedes encontrar lo que tengo, lo que pienso y lo que soy. Es mi pequeño desastre y tú, desde este instante, tienes la oportunidad de rebuscar en él. Tu opinión es la que más me interesa, así que déjame oírla. Todos los textos de este blog me pertenecen, así que sé original y hazlo mejor que yo.
·································································· Twitter ·················· Youtube ················· Tumblr ················· Flickr ··········································································

Carteros que se perdieron

sábado, 7 de septiembre de 2013

Pudimos haber sido tanto, y fuimos tan poco.

Me dejaste con el corazón deshilachado esperando que escribiera poemas sobre veinte miradas y la forma en la que se te achinan los ojos al reír. Esperando que te recordara durante unas horas, quizá varios días, como mucho un par de semanas. Cariño, ¿acaso nunca te dije que jamás he aprendido a saber olvidar? Aunque sí que conseguí borrar de mis recuerdos todos tus errores y meteduras de pata, supongo que también sé ser autodidacta cuando quiero. Lo cierto es que, para qué mentirte, no le puse demasiado empeño a eso de evitar reconocerte en rostros anónimos, de evitar creer reconocer tu olor en medio de la ciudad cuando llovía y creía descomponerme como un barco del siglo XIX en medio del océano. No me esforcé demasiado en evitar reproducir una y otra vez en mi mente tu voz pronunciando mi nombre como si de un mantra se tratara. Esperabas que nunca más escuchara tus canciones, y te confieso que me he aprendido la letra y los acordes de guitarra de todas y cada una de ellas.
Esperabas demasiado de mí, quizá porque nunca me viste romperme, porque me considerabas inmune a tus sonrisas. Siento haberte decepcionado.

Ahora cada día estoy más en ruinas, porque ¿sabes? Pudimos haber sido los protagonistas de esa película tan absurda que a mí tanto me gusta, o de una historia que jamás ha sido escrita. Pudimos haber sido tinta y papel, un lector y las páginas de su libro favorito, un pintor y su musa; pudimos haber sido más, Lennon y sus gafas redondas, una carretera infinita y el cuentakilómetros, fuegos artificiales contra una noche estrellada, pudimos haber sido más, mucho más, tanto. Y fuimos tan poco.

Nunca fuimos más que tú y yo. 





16 comentarios:

  1. Es interesante verlo desde el punto de vista que has descrito. Yo no soy muy fan de las cosas sobre el amor y tal. El texto es bueno, sobre todo el párrafo del final creo que es lo mejor de la entrada. Y el gif de Sherlock, me ha gustado mucho. Me recuerda a una frase de un libro. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  2. Sé que es un texto breve para lo que me tienes acostumbrada pero... ¿Sabes? No sé si es el día o esta sensación melancólica, que me has roto. Me has hecho pensar, porque yo podría ser esa misma chica del texto. La misma. Con solo leer la primera frase ya me has dejado parada.

    No dejes nunca de escribir, porque eres capaz de hacerme sentir lo que no recordaba que era capaz de sentir.

    Con mucho amor,
    Lutz.

    ResponderEliminar
  3. Más que la frase final, más que el texto en su conjunto, tengo que decirte que esto me ha llegado:
    'No le puse demasiado empeño a eso de evitar reconocerte en rostros anónimos, de evitar creer reconocer tu olor en medio de la ciudad cuando llovía' y esto también, 'No me esforcé demasiado en evitar reproducir una y otra vez en mi mente tu voz pronunciando mi nombre'.
    ¿Cómo haces para hacer que me ponga en la piel de esa chica? Y mira que no es la primera vez que lo consigues...
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. ufff... increíble texto, sentimientos perfectamente plasmados, palabras cuidadosamente elegidas... Supongo que lo malo de sentir que solo fuisteis "tu y él" es que eso jamás paso a ser un nosotros. Pero estoy segura que aparecerá alguien que consiga hacerte sentir su musa, su poesia ;)

    ResponderEliminar
  5. Te sale del alma, ¿eh?
    Se nota, pones la piel de gallina. Huele a querer gritárselo a la cara al imbécil que te quitó el tintero en pleno libro de ramos de rosas y cajas de bombones.
    Suena a reproches ante una pared en blanco.
    Suena a ti, y es genial.
    No te repites, te abres. Se te ve por dentro en tus textos y eso es increíble.
    Aunque poco a poco estoy recuperando mi postura ante el amor, me encanta leerte tan así, tan tú.
    S.

    ResponderEliminar
  6. Muero. Ay, no sé si es que me has pillado en un día sensible, o si estamos pasando por algo parecido o yo que sé; pero me ha llegado. Me encanta como escribes, y no en plan pelota ni nada de eso, es que te dejas de recargos que lo pongan todo muy barroco y al final no se entiende ni lo que dice el texto; tu lo sueltas ahí y dejas que las palabras hablen. Me encantas en serio.
    (Me gusta especialmente la frase de ser autodidacta cuando quieres)
    Un beso enoooooooorme, cada vez me alegro más de seguir a este blog :)))

    ResponderEliminar
  7. Ai. ¡Qué cosa más bonita! Me ha hecho recordar las veces que he intentado olvidar-y que he preferido seguir deshilachándome antes que dejar de recordar-. ¿Por qué escribes tan bien? ¿Por qué me encantan tus textos? Supongo que eres sencilla y consigues que las palabras- palabras que se pueden entender- se expliquen y te lleguen. Es increíble la forma en que lo haces. Me alegro un montón de pasarme por aquí cada vez. Siempre me dejas con ganas de leer más. Aquí cualquiera que te lea no necesita creer o no en el amor, se da cuenta de que existe- o al menos, en lo que escribes, está bastante claro de que existe de verdad.
    Ya no me enrollo más,pero que sepas que me encantas.
    Un besito muy grande desde http://hoyvoyaescribirtesinningunmotivo.blogspot.com.es/, espero leerte pronto.

    ResponderEliminar
  8. No sé si es que me repito o qué, pero el párrafo final siempre me enamora. No me refiero a la frase final, no. A ese párrafo en el que se divisan pintores, escritores, incluso a Lennon. Eres genial, en tus textos siempre está esa esencia de... Ay, si es que no sé cómo explicarla. Cultural, digamos. Yo me entiendo.

    Nunca me canso de leerte,
    Yaiza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PD: ¿Una imagen de Sherlock? ¿Quieres matarme?

      Eliminar
  9. La verdad es que somos demasiado masoquista. Nos obligamos a olvidar las heridas que nos hicieron porque estamos enamorados y somos fuertes y capaces de sonreír sin embargo cuando esto se acaba. Nosotros mismos nos sumergimos en un mundo confuso donde sólo está aquella persona y todo lo que nos hizo. Pero no el daño. Es raro, posiblemente si odiaramos a aquella persona sería más sencillo seguir hacia adelante.
    Un entrada muy cierta.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Ay Daw, AY DAW. Con esta pequeña, pero tan grande a la vez parte de ti me has puesto los pelos de punta, me has hecho sentirme como ella, me has hecho sentirme... Ella.
    Y es que ese último párrafo, el nombrar el arte, de pintar y de leer, a John Lennon.
    Me has descompuesto en cachitos, es tan real, tan palpable e increíble.
    Lo has vuelto a hacer, nos has vuelto a sorprender para bien.
    Te admira,
    Lau.

    ResponderEliminar
  11. Hola!
    Mmmm verás te acabo de nominar a un premio, si te digo la verdad no tengo ni idea de por qué es el premio porque no lo dicen, pero yo asumí que debe nominar a blogs que realmente te gustan por lo que aquí estoy. Por me encanta tu blog y siento que cada vez entro estoy en un mundo con el que me identifico.
    Un beso.

    http://algomasqueuninfinito.blogspot.com.es/ (aquí verás lo que debes hacer, si quieres hacerlo...)

    ResponderEliminar
  12. Sabes, he leido varias entradas tuyas y, básicamente, me he identificado en cierta manera con esta. Bueno, no yo, mi yo pasado, de hace unos meses.
    Me parece una manera un tanto pastelosa de describir la situación, pero llama la atención de todos modos.
    De todos modos, da la sensación de que se trata de algo que ya está mediosuperado y si hay algún paso que se dé ahora, ya no sería lo mismo ni serviria de mucho. Espero no haberme equivocado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, sin duda pienso seguirte a partir de ahora. :)

      Eliminar
  13. La verdad es que la gente que tenemos a nuestro alrededor debe creer que somos más fuertes de lo que realmente somos o que les queremos menos de lo que hacemos. No lo entiendo porque yo siempre suelo ser la que se rompe y sin embargo es la otra persona la que eso, como mucho, le lleva unas semanas. No lo sé, supongo que también debe ser la forma de ser de cada uno.
    Te seguiré leyendo.

    http://ermaioni.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  14. Imposible identificarme más.
    Pudimos ser incluso un eclipse de luna.
    Ha caído la noche y todo está oscuro en http://hazbrillaratusonrisa.blogspot.com.es/
    M.

    ResponderEliminar

Cualquier cosa que digas, lo que te ha producido esta entrada, si te ha gustado, si tienes alguna crítica constructiva que aportar, si te has sentido identificado...¡cualquier cosa! Será bien recibida, y me sacará una sonrisa que te hayas molestado en dejarme un comentario. ¡Muchísimas gracias pequeño soñador!

PD: Respondo a los comentarios en tu blog, así que no te preocupes que tan rápido como me sea posible te contestaré pasándome por tu rincón.