Aquí puedes encontrar lo que tengo, lo que pienso y lo que soy. Es mi pequeño desastre y tú, desde este instante, tienes la oportunidad de rebuscar en él. Tu opinión es la que más me interesa, así que déjame oírla. Todos los textos de este blog me pertenecen, así que sé original y hazlo mejor que yo.
·································································· Twitter ·················· Youtube ················· Tumblr ················· Flickr ··········································································

Carteros que se perdieron

viernes, 1 de marzo de 2013

Una mentira más, un error más.

Y pensar que quizás fueran esas telarañas que aún guardas dentro del corazón lo que hicieran que más de una vez me preguntara si rendirse era lo correcto. Y que, si hablamos claro, tú nunca has sabido amar, y menos aún ser amado. Llamabas independencia a no tener en cuenta nada más que la cantidad de cortes en tus nudillos, o el número de veces que escuchabas esa canción antes de irte a dormir. Llamabas amor a unos labios rojos de medianoche, que se alejaban por la mañana. Llamabas vida, a ver la de los demás pasar. Llamabas. Pero nunca llamabas.

Siempre eras tú. O quizá siempre fui yo. Pero es que dicen que es complicado aceptar otra versión, cuando sabes de la original. Que no me puedes negar que más de una sabe ya del abismo de tus labios, y del camino que hay que seguir para sumergirse en ellos. Que de tantas noches de alcantarillas y callejones, de cigarros, de malas compañías e ilusiones ahogadas en el fondo de una botella, ni la almohada huele a ti. Me gustaría saber, por qué huir siempre te parece una primera opción. Vas de valiente, pero nunca vas de frente. Que a estas alturas, todos saben de tus adicciones, de lo que sientes, de lo que hablas, de lo que maldices. De tus traspiés, de tu mala suerte y del mar que suponen tus silencios, en los que me suelo ahogar. De tus disculpas llenas de rencor, y de tus promesas tatuadas a fuego. 

Que ya no engañas a nadie. Y aún así, a mí me tienes engañada. Me haces creer que ese desorden que compone mi existencia puede ser lo que alguien más desee reconstruir. Me haces creer que puedo dejar de ser esa que se esconde detrás de las sonrisas, para ser esa que no necesita de sonrisas para demostrar que no sólo respira, sino que vive. Me haces creer que puedo dejar de ser ruinas, para ser el mayor Imperio jamás conquistado. Me haces creer mentiras. Pero, después de todo, qué bonita es la mentira. Y qué bonito es perderse en tus ojos, aún sin brújula y sin mapas. Sin ninguna finalidad. Sin ningún objetivo. 

Sólo para hacerme un poquito más de daño. Otra vez. 







Si queréis ver el vídeo de esta entrada, pinchad aquí  y descubriréis el canal que comparto con otra gran blogger, Mir de http://tresdecadados.blogspot.com.es/. Nos haría muchísima ilusión que os suscribierais si tenéis canal, que le dierais a like y que nos comentarais cualquier cosita. ¡Gracias!

11 comentarios:

  1. Precioso el texto, me encanta como escribes:)
    Besitos^^

    ResponderEliminar
  2. Dios, cielo. Si es que ya no sé qué decirte. Lo primero es que deberías de poner un enlace al final de la entrada al vídeo en el que lees tus textos, porque créeme, leerlos mientras tú lo lees de fondo es genial. Se te pone la carne de gallina, se te acelera el corazón, es más auténtico. Más real. Más sentido. Creo que no sería capaz de describir cómo me he sentido mientras tu dulce voz leía con ese perfecto tono todas y cada una de estas palabras, a la vez que mis ojos se deslizaban por ellas. Eras como mi voz interior. Es como cuando en las películas leen una carta y suena la voz de quién lo escribió mientras la lee su destinatario. Mágico.
    Tengo tanto que decir de cómo me he sentido, que no sé qué decir respecto a todo lo concreto, pero creo que no necesitas que te diga nada, porque... En fin. Si me has hecho sentir todo eso, será por algo.

    Te admira muchísimo,

    Yaiza.

    ResponderEliminar
  3. ¿En serio? ¿Una foto de HP? asdfghjklñ afú. Ya, ya, me centro en lo importante. Por cierto, soy Julia, es que te comento desde anónimo porque mi vaguería me puede.

    Y el caso es, he vuelto después de un mes o algo así. Todo ese tiempo he estado sin actualizar y sin pasarme por ningún blog, te pido perdón y espero que lo aceptes :) Espero que no vuelva a tardar tanto en pasareme por el mundo de blogger.

    Me he quedado en blanco, no sé qué decirte sobre esta entrada. Me encanta como escribes Daw, usas frases tan elaboradas, tantas descripciones, te fijas tanto en los detalles... Mientras tú escribes y escribes a mí se me han ido las palabras.

    Daw, aunque haya estado ausente este tiempo, no es que haya leído tus entradas, sino que directamente he pasado a escucharlas, algo todavía mejor, como si fuera pequeña y me contaran un cuento, con música de fondo y tu voz que me lo narra. Una voz muy bonita, por cierto, espero que no seas de esas que se quejan de su voz :)

    Sigue escribiendo y acompañando tus textos de tu propia voz.

    Un beso muy grande <3

    ResponderEliminar
  4. IAN. VALE, ESO HA SIDO LA GOTA QUE A COLMADO EL VASO, TERMINASTE DE ENAMORARME CON ESE GIF. Y CON EL DE HP. AY, DAW.
    El texto me ha encantado, por como está escrito, porque es tuyo, por la forma que le das, el sentido, la historia. Me ha dolido, también, porque es una jodida realidad, y la realidad, duele. Que no sé que decir, me ha dejado KO. Maravilloso. Y el video vale mucho, como la persona por la que está escrito este texto.
    Un abrazo,
    Lau.

    ResponderEliminar
  5. Que lindo texto y triste a la vez...
    Me gustó leer algo asi, creo que alguna vez me he sentido asi.
    x

    http://pdepaty.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  6. Guau, es impresionante como recitas, en serio. Por si no hubiera suficiente belleza en tus entradas uno lo escucha de viva voz y se queda desarmado completamente. Lo hace todo tan real, tan vívido...
    Te animo a que sigas adelante con el canal y sigas escribiendo como lo haces, endulzando nuestras vidas con un poquito de la salsa agridulce del amor que destila la tuya. Un saludo y que se den cuenta pronto de lo mucho que pareces valer :)

    ResponderEliminar
  7. Ame más que nada el ultimo parrafo !
    esta parte me identifico.. " me haces creer mentiras.Pero, después de todo que bonita es la mentira "
    Buena entrada, te espero en el mio cuando gustes, besito "

    ResponderEliminar
  8. Tela tela marinera. ¿Flipo un poco? Madre mía, esque tus entradas son siempre tan salkdjsalsjdakjsdhakjdhakjdhasksjdhaksdjasdkahsdqudhakjsdhas.
    ¡Me pasaré por el canal! (Tengo poco tiempo, hace mil que no comento entradas).
    Un besicooooo! ;)

    ResponderEliminar
  9. Es hermosa la entrada! A veces solemos mentir, pero no nos damos cuenta que mentira afecta más, pero un error es un aprendizaje me encanto besos.

    ResponderEliminar
  10. Holi Daw. Sí, soy Marta, la chica que te habla casi todos los días por WhatsApp para preguntarte si has publicado otra de tus maravillosas entradas. ¿Por qué esta vez he decidido comentarte por aquí? Porque creo justo que los demás lectores conozcan las increíbles sensaciones que provocas en nosotros.
    "Dicen que es complicado aceptar otra versión cuando conoces la original", qué verdad. Pienso que esta oración se puede aplicar a todo tipo de casos, como por ejemplo, una relación homosexual. Hoy en día la sociedad supone que una relación heterosexual es "lo normal", en este caso, "versión original". O incluso con obras de teatro o películas.¿Por qué en cuanto algo sobresale de lo habitual las personas lo tomamos como algo diferente/malo o simplemente lo rechazamos?

    "De tantas noches de alcantarillas y callejones, de cigarrillos, de malas compañías e ilusiones ahogadas en el fondo de la botella, ni la almohada huele a ti". Quizás yo le he dado el enfoque equivocado a esta frase, pero según lo que he entendido, creo que llevas razón. Las personas solemos hacer cosas que no se asemejan para nada con nuestra forma de actuar habitual. A veces, hacemos cosas por el simple hecho de cambiar. Y en consecuencia a eso, nos vamos alejando de lo que un día fuimos.

    Esta es la entrada que más he leído y escuchado, porque realmente me siento muy identificada. Pienso que como yo, existen muchas personas "masoquistas", que hacen las cosas aún sabiendo el dolor y/o sufrimiento que ello le va a causar, mintiéndose a sí mismas al intentar pensar que todo va a ir bien. Pero al fin y al cabo, de mentiras está compuesto el mundo, ¿no?

    Ay, encima un gif de Harry, ay. Es mi saga favorita y vas tú y la relacionas con una de mis entradas favoritas. Pues yo, ay..

    Daw, cielo, adoro cómo escribes, cómo te expresas, cómo siento el esfuerzo y trabajo que hay detrás de cada publicación. Me encanta las sensaciones tan diferentes e intensas que me provocas con cada entrada. Me encanta la distribución de tu blog, cada detalle. Y lo que es más importante, me encantas tú, porque aunque no te conozco personalmente, lo que leo cada día dice mucho de ti. No me cansaré de obligar a mis amigos e incluso a algunos familiares a que lean tu blog. Porque es casi perfecto, y sí, digo casi porque hay algo en lo que me gustaría que fuera diferente: Que cada día hubiera una entrada nueva. Pero obviamente eso no es posible, por lo tanto, obviando eso, pienso que tu blog es perfecto. Sigue así.

    Un abrazo de tu lectora incondicional, Marta <3.

    ResponderEliminar

Cualquier cosa que digas, lo que te ha producido esta entrada, si te ha gustado, si tienes alguna crítica constructiva que aportar, si te has sentido identificado...¡cualquier cosa! Será bien recibida, y me sacará una sonrisa que te hayas molestado en dejarme un comentario. ¡Muchísimas gracias pequeño soñador!

PD: Respondo a los comentarios en tu blog, así que no te preocupes que tan rápido como me sea posible te contestaré pasándome por tu rincón.