Aquí puedes encontrar lo que tengo, lo que pienso y lo que soy. Es mi pequeño desastre y tú, desde este instante, tienes la oportunidad de rebuscar en él. Tu opinión es la que más me interesa, así que déjame oírla. Todos los textos de este blog me pertenecen, así que sé original y hazlo mejor que yo.
·································································· Twitter ·················· Youtube ················· Tumblr ················· Flickr ··········································································

Carteros que se perdieron

viernes, 22 de febrero de 2013

Heridas sin cicatrizar.

Seguramente esta noche sea una más de las miles en las que he reparado las goteras de tu ausencia. O las he ahogado, entre ardientes botellas de paraíso en el que exiliarse. Por unas horas. Por toda una vida.
(Que dicen que una vida sin tus labios, no es vida).

Que dicen que ya he pasado por estas, que una más no daña a nadie. Que si nunca he tenido tu aliento a unos centímetros cómo lo puedo echar de menos. Que si sigo apretando los puños bajo la chaqueta y obligándome a mostrar la misma sonrisa forzada de siempre, cómo conservo la esperanza de que algo cambie. Que ya han visto crecer esas malditas ilusiones en mí más de una vez (pero también más de uno se ha encargado de alimentarlas). Que dicen que eso de romperse, es algo demasiado retórico.

Y es que cómo se nota que no lo han sufrido en su propia piel, eso de sentir una sed incansable de ti. Una sed, que moriría por saciar. Una sed que me lleva a creer ver tus ojos buscándome entre la gente, y a creer que es a mí a quien dedicas tus sonrisas, esas del tamaño de Estados Unidos, esas que moriría por morder.

Pero tú ya me conoces. Que nunca he sido una envidiosa, ni me han ido los celos. Que yo no quiero que ellas no te tengan, es sólo que quiero tenerte yo. Ay, si vieras la manera en la que la miras....Cómo parece que ella sea una jodida estrella, y tú el planeta que sigue una órbita interminable a su alrededor. Cómo parece que tatuarías todos los asientos traseros de cada autobús con vuestros nombres, cómo te partirías el cuello por cada roce de sus manos. Cómo morirías por una noche sintiendo su respiración acompasada sobre tu almohada.

Pero, después de todo, no te culpo por quererla.


Lo único que me pregunto, es cuándo empezaré a quererme yo. 






10 comentarios:

  1. "Seguramente esta noche sea una más de las miles en las que he reparado las goteras de tu ausencia", simplemente tremendo como hacés que me sienta identificada con cada frase, me encantó!

    ResponderEliminar
  2. Me quedo con la última frase "Lo único que me pregunto es cuando empezare a quererme yo" ufff en esas 11 palabras se esconde tanta verdad, tanto dolor, tantos sentimientos, tanta historia...que es imposible que resulte inadvertida o no te llegue a lo más profundo de tu ser, mientras te sientes identificadísima con ella...

    ResponderEliminar
  3. Acabo de descubrir tu blog, y me encanta, me pasaré por aquí siempre que pueda, me gustan los resultados de tu trabajo en él.
    Si te apetece, podemos seguirnos fatlagerff.blogspot.com

    @fatimaadevesa
    xx

    ResponderEliminar
  4. "Cómo parece que tatuarías todos los asientos traseros de cada autobús como vuestros nombres, cómo te partirías el cuello por cada roce de sus manos. Cómo morirías por una noche con su respiración acompasada sobre tu almohada".
    Me quedo con eso. (Ya sabes por qué, porque me lo pregunto casi a diario)
    Porque he estado demasiado ausente, pero ya he vuelto. Dispuesta a repetirte en cada comentario que se te da genial.
    Que ayer dijiste por twitter que ibas a "aprovechar el bajón para ver a ver qué salía" y chica, odio que estés de bajón, pero jod**, escribes muy bien cuando caes.
    Ahora levántate, dime que con cada punto y final de tus textos te levantas; porque con lo que escribes, tienes que quedarte a gusto. Nos empaquetas tus escalofríos a nosotros, vaya.
    Sigue, Daw, sigue así en todo. Te admira,
    S.

    ResponderEliminar
  5. Dios que entrada! no me pasaba por blogger hace mil, pero veo que sigues escribiendo igual de genial, te lo digo enserio que eres de mis favoritas...Tu manera de escribir, me llega, la manera en que expresas ese dolor tan conocido, me sentía como ella, especialmente lo que dices a lo último...hermosa la entrada...
    Un beso enormee :)

    ResponderEliminar
  6. Eso siento en estos momentos por una amiga... no es que seamos envidiosas sino que quiero tenerte YO.

    ResponderEliminar
  7. Siempre me pregunto cómo lo haces. Cómo consigues encontrar las palabras para expresar mil y una historias que simplemente nos dejan pegados al monitor del ordenador, con el deseo de leer cómo acaba. Con el deseo de leerte, simplemente leerte. Reconozco que cuando empiezo a leerte, cuesta mucho parar. Aunque te llamen al teléfono, te esfuerzas para terminar de leerlo antes de responder. Porque ¿cómo vas a dejarlo a mitad? Me encanta cómo escribes. Nada más que decir.

    Te admira, y mucho,
    Yaiza.

    ResponderEliminar
  8. Chica, tus letras son música en mis oídos. De esta que te inspira. Me (m)atas.
    Fan desde http://hazbrillaratusonrisa.blogspot.com/
    M.

    ResponderEliminar
  9. Daw, ya lo sabes todo. Pero te debía este comentario.
    Debo decirte, que me quedo con el video. Que me quedo con este increíble texto, con esta forma tan tuya de escribir, leída con tu adorable voz.
    "Que dicen que una vida sin tus labios, no es vida"
    Bueno, si es que en realidad, pongo esa frase por poner algo, porque todo el texto en sí es... te lo prometo, si tuviera aunque sólo fuera una jodida palabra para expresarte lo que me haces sentir con tus letras, te prometo que te la pondría, pero, en serio que no puedo. Porque no me canso de escucharlo, de leerlo. Es droga para mi.

    Te quiere, Mir.

    ResponderEliminar
  10. OYE, TE HAS PASADO DE LA RALLA EH, TE HAS PASADO.
    INCREÍBLE, PRECIOSA, FDKHJSGADFHADKSAGDKASDGJSHAIDJKGHASJDG de verdad, no hay palabras <3
    OAISDHKJASDKJAKJASDHLK :)
    Es que... NO HAY PALABRAS.

    ResponderEliminar

Cualquier cosa que digas, lo que te ha producido esta entrada, si te ha gustado, si tienes alguna crítica constructiva que aportar, si te has sentido identificado...¡cualquier cosa! Será bien recibida, y me sacará una sonrisa que te hayas molestado en dejarme un comentario. ¡Muchísimas gracias pequeño soñador!

PD: Respondo a los comentarios en tu blog, así que no te preocupes que tan rápido como me sea posible te contestaré pasándome por tu rincón.