Aquí puedes encontrar lo que tengo, lo que pienso y lo que soy. Es mi pequeño desastre y tú, desde este instante, tienes la oportunidad de rebuscar en él. Tu opinión es la que más me interesa, así que déjame oírla. Todos los textos de este blog me pertenecen, así que sé original y hazlo mejor que yo.
·································································· Twitter ·················· Youtube ················· Tumblr ················· Flickr ··········································································

Carteros que se perdieron

lunes, 24 de diciembre de 2012

Maldito.

Cómo lo odiaba. Maldita aquella sensación de vacío, de desesperación, de no estar completa. Malditas esas lágrimas que nunca conseguían salir a la superficie y bañar su rostro, expulsando algo de la tristeza que la consumía por dentro.
Malditos sus ojos verdes. Malditas sus sonrisas torcidas y esa manera de pronunciar su nombre. Maldito el taxista que no la llevó directamente a su destino, sino que se desvió por otra calle para aprovechar el viaje recogiendo también a un joven despeinado. Malditas las miradas furtivas en los asientos traseros. Maldita la soledad que la acompañaba allá a donde se dirigía, como si sólo lloviera sobre su cabeza, como si estuviera rodeada de una lúgubre aura. Malditas las ganas de él de que ese aura, desapareciera. Maldita su habilidad para tocar el piano. Maldita su voz, que le ponía los puntos de punta a aquella que se había prometido no dejar que su corazón volviera a palpitar de esa manera de nuevo. Malditos sus abrazos y sus brazos, maldita la forma en la que se sentía pequeña entre ellos. Malditos sus labios, malditos sus besos. Maldita aquella calle donde pasaban más horas de las que debieran simplemente mirándose a los ojos. Maldito aquel abrigo de lana. Maldito su defecto de no saber decir que 'no', y maldita la manera de él de aprovecharlo. Malditas las noches entre raídas sábanas. Malditos los susurros en el cuello prometiéndole que la quería, que bajaría hasta a la Luna de la bóveda celeste por ella si hiciera falta. Malditos los diecisiete escalones de vuelta a casa. Malditas las noches en vela, el insomnio y las ojeras; las trizas en las que quedaba reducida ella cuando veía al corazón de él dudar. Malditas sus llamadas pidiendo perdón a medianoche, malditos sus 'buenos días, pequeña'. Malditos, los croissants de chocolate de la cafetería que los había visto enamorarse. Malditos los litros de alcohol que desencadenaban noches inolvidables. Maldita, esa manía suya de hacerla sentir única, cuando no lo era. Malditas sus despedidas, y esos besos de más. Maldita su letra perfecta y las melodías que hacía resonar al mover los dedos sobre las teclas. Maldita la ingenuidad de ella y la astucia de él.
Maldito el día en el que ella le envolvió en papel de regalo su corazón y se lo entregó, creyendo que lo cuidaría. Maldito el amor, que le aseguró que sólo había sido una estúpida enamorada más de aquellos rizos negros. Malditos los finales felices, y todos aquellos 'te quiero' en los que ciegamente creyó.

Maldito aquel punto y final, al que no le siguieron un par de puntos suspensivos. 







14 comentarios:

  1. Maldito cupido que solo flecha a uno creyendo que será divertido. Maldito invierno que solo trae recuerdos...

    Saludos de la chica de los chicles, que ella, hoy, tambien maldice sus ojos verdes y sus rizos negros
    lachica-deloschicles.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  2. Daw, se te está dando jodidamente bien tocarme la fibra sensible últimamente con tus textos; y eso es malo, me tienes a tu poder y disposición siempre que me tengas leyendo lo que escribes.
    Maldito amor hijo de puta, ¿que no?.
    Maldito aquel día que se conocieron, maldita la vez en la que ella le respondió a un "eres preciosa"; maldito él y su puto don de enamorar... ¡Joder, Daw! Que ya me entiendes.
    Que eres increíble y me quedo corta.
    Sigue así, por favor, sigue haciéndote dueña de mi fibra sensible aunque solo sea los cinco minutos que dedico a leer tu entrada y los 20 que dedico a reelerla hasta 5 veces.
    Te quiero,
    s.

    ResponderEliminar
  3. Malditos sean esos que con una simple sonrisa son capaces de enamorar a cualquier ser vivo. Malditos ellos, y su facilidad para olvidar cuando tú aún estás recordando vuestro primer día juntos.
    Te juro que es como si me hubieras descrito a mi perfectamente. Es simplemente perfecto el texto*-*
    ¿Y las fotos? Que decir, por Dios, es Taylor Swift. Son (más que) geniales.

    besos (con sonrisas) y ¡feliz navidad!

    ResponderEliminar
  4. No me he podido sentir más identificada con esta entrada, joder, si es que nunca me cansaré de leerte. Me ha encantado, y me identifico tanto tantísimo que es casi imposible imaginárselo... Un beso, princesa <3

    ResponderEliminar
  5. Claro, me pones una canción de Tay y me matas jo.
    A mi es que los textos de amor como que no me gustan, pero bueeeeeno, este estará en mi lista de excepciones. Maldito amor traicionero. Katniss debería enseñar a cupido a disparar con la flecha cojona JAJAJA. En fin Daw, que me encanta el texto jo, aunque no sea alegre, es amor.
    Muchos besoos!

    ResponderEliminar
  6. Ains... que profundo jooo yo una vez pensé así y me vino esa sensación de nuevo...
    Realmente escribes genial y transmites con ello ♥ sin duda perfecto !
    Un beso, me paso :)
    http://believebreathedream.blogspot.com.es/
    Pd: Keep Calm and Carry On ∞

    ResponderEliminar
  7. "Malditos los finales felices, y todos aquellos 'te quiero' en los que ciegamente creyó." Sin palabras, entre lo sensiblera que ando últimamente y leer tu texto, por poco no me echo a llorar. Es precioso, de verdad, cada día te superas. Eres increíble <3 Un besazo!
    www.palabrasolvidadaseneltiempo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. Maldito everything.(?)
    Ahora en serio, me encanta la entrada, bastante triste eso sí pero ¿como no identificarse con ella? Es casi perfecta puesto que al final de un amor siempre te acabas preguntando el porque de los actos que hacías y porque le entregaste tu corazón tan facilmente.
    Un beso, espero pasarme seguido. :)

    ResponderEliminar
  9. Hola Daw, muy lindo el texto maldito jaja, pero muy bueno y súper original,
    un beso y felicidades, de ..
    Te siento en mis sueños.

    ResponderEliminar
  10. Aw, a Crisps le gusta.
    Y una duda que me asalta, ya me la contestarás en privado, ¿Daw? ¿Por qué daw?
    http://22manerasderompermeelcorazon.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  11. Hola!!! He estado hechandole un vistazo a tu blog y me ha gustado mucho, asique me quedo!! Espero que te pases por mi blog tambien, un abrazo y feliz año nuevo :)

    www.rosaliaferrandezcano.blogspot.com

    ResponderEliminar
  12. Wow. No puedo decir nada más.
    Que wow.
    (Positivamente, claro).
    ¡Un abrazo! :)

    Tu Destellita loca.

    ResponderEliminar
  13. Increíble Daw, tan increíble como hermoso, "(...) Malditas sus despedidas y sus besos de más. (...)" Cada vez que leo tu entrada, siento ese escalofrió en la espalda, ese sentimiento de temor y esa sensación de vulnerabilidad. No sé explicarlo, solo sé que esta entraba se ha quedado con mi corazón.

    Un enorme beso, y que este nuevo año te traiga mas alegrías que tristesas.

    Alvaro Socram.

    ResponderEliminar
  14. ¡Una entrada impresionante! Me acabo de tropezar con tu blog por casualidad y me ha encantado, tu forma de escribir es única, me encanta y por eso soy tu nueva seguidora!! Espero leer de aquí poco una nueva entrada tuya
    ¡Besitos!

    Att: http://sexlovediamonds.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Cualquier cosa que digas, lo que te ha producido esta entrada, si te ha gustado, si tienes alguna crítica constructiva que aportar, si te has sentido identificado...¡cualquier cosa! Será bien recibida, y me sacará una sonrisa que te hayas molestado en dejarme un comentario. ¡Muchísimas gracias pequeño soñador!

PD: Respondo a los comentarios en tu blog, así que no te preocupes que tan rápido como me sea posible te contestaré pasándome por tu rincón.