Aquí puedes encontrar lo que tengo, lo que pienso y lo que soy. Es mi pequeño desastre y tú, desde este instante, tienes la oportunidad de rebuscar en él. Tu opinión es la que más me interesa, así que déjame oírla. Todos los textos de este blog me pertenecen, así que sé original y hazlo mejor que yo.
·································································· Twitter ·················· Youtube ················· Tumblr ················· Flickr ··········································································

Carteros que se perdieron

miércoles, 19 de octubre de 2011

Hola. Me alegro. Ajá. Sí. Vale, luego hablamos. Adiós.


Me alegro tanto de que estés bien, no puedo esperar un segundo más a oír tu voz. Y tú ni siquiera te has preocupado por mí, creo que te has dejado el ¿y tú? olvidado. Hoy y siempre. Que más te dará a ti lo que a mí me ocurra, ni siquiera lo puedes imaginar, es más, no pierdes el tiempo imaginándolo. No te paras a observar mi corazón, cuando es tan fácil de ver que bombea por ti. Tampoco te has fijado en mi sonrisa, en lo fácil que fluye cada vez que te miro, que estás cerca. No te has fijado en mi mirada, que no puede apartarse de tus ojos, los cuales la huyen. Me estoy cansando de esto, de verdad. Empiezo a estar harta, dolida, furiosa, triste, molesta, deprimida y cien adjetivos más que se me ocurren para describirme. Pero si te pararas un solo segundo, solo te pido uno, a mirarme a ti se te ocurrirían mil. Porque sé que no es tan difícil leer lo que se me pasa por la cabeza, no soy Bella Swan, no tengo un escudo mental.
Aún así, sé que mentiría diciendo que para cambiar esta situación renunciaría a ti. Que me iría lejos, que buscaría a otro en el gran mar donde muchas dicen que hay tantos peces. Hay miles, millones, tropecientos peces, pero sólo unos pocos que valgan tanto como tú. Por eso, mentiría y no se me da bien mentir. Nunca tendría el suficiente valor para olvidar todo lo que ha pasado, y gran parte repetido cien veces en mi mente, entre nosotros. Así que hoy sólo te puedo decir una cosa. Yo no soy Bella Swan, pero cariño, tú tampoco eres Edward Cullen.






7 comentarios:

  1. Me gusta mucho tu blog y me encanta el estilo con que lo tienes decorado.
    te espero por el miooo :)
    http://sillorasqueseaderisa.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. decías que mi blog era divertido? pues el tuyo no se queda corto :) me parece super original :D:D:D
    de verdad jijiji
    me encanta me encanta me encanta!
    si no te importa iré comentandote si?
    un beso enorme!

    XOXO


    http://considerametucenicienta.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Claro que no me importa, es más me encanta! Me encanta que me comenten, por eso muchas gracias a las dos por hacerlo y seguirme, un beso muy fuerte!

    ResponderEliminar
  4. Que precioso, como todas tus entradas ;)
    PD: ¡Las fotos son demasiado!

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias! La verdad es que sí, son preciosas, me gustaría saber fotografiar así de bien...

    ResponderEliminar
  6. Tú tampoco eres Edward Cullen jajajajaja. Nada me encanta , un beso!!

    ResponderEliminar

Cualquier cosa que digas, lo que te ha producido esta entrada, si te ha gustado, si tienes alguna crítica constructiva que aportar, si te has sentido identificado...¡cualquier cosa! Será bien recibida, y me sacará una sonrisa que te hayas molestado en dejarme un comentario. ¡Muchísimas gracias pequeño soñador!

PD: Respondo a los comentarios en tu blog, así que no te preocupes que tan rápido como me sea posible te contestaré pasándome por tu rincón.