Aquí puedes encontrar lo que tengo, lo que pienso y lo que soy. Es mi pequeño desastre y tú, desde este instante, tienes la oportunidad de rebuscar en él. Tu opinión es la que más me interesa, así que déjame oírla. Todos los textos de este blog me pertenecen, así que sé original y hazlo mejor que yo.
·································································· Twitter ·················· Youtube ················· Tumblr ················· Flickr ··········································································

Carteros que se perdieron

jueves, 20 de octubre de 2011

Entrada nº100

Empecé este blog hace bastante tiempo, y durante bastante tiempo también estuve escribiendo a la nada, pues simplemente lo utilizaba para desahogarme de todos los pensamientos que necesitaban salir de mi mente y quedarse plasmados en algún lugar. Pero no hace mucho, cuando empecé a recibir alguna que otra visita, me di cuenta de lo mucho que me gustaba tenerlas. Fue entonces cuando mi búsqueda de blogs que leer y que me leyeran comenzó. Y, dios, me alegro mucho de haberlo hecho. Porque gracias a ello he descubierto blogs fantásticos, en el que escriben personas con una imaginación que les desborda y unos sueños que igualan a los míos, a los que he decidido seguir. Con muchos me siento tan identificada que hasta me da miedo, ¡parece que se hayan metido en mi mente! ;) También descubrí el mundo de los seguidores, todas aquellas personitas que gastan unos segundos de su tiempo en leer unas líneas escritas por mí. Gracias a todos vosotros sigo escribiendo día a día, y gracias a vosotros ya no escribo a la nada. Nunca pensé que llegaría a 45, ni siquiera a 20, la verdad! 


Gracias por estar ahí, pequeños soñadores


Escribiendo A La Nada



2 comentarios:

  1. Jaja que bonito. Yo ya sabía que NO escribías a la nada.
    No olbides nunca que siempre habrá alguien leyéndote ;)

    ResponderEliminar
  2. No lo olvidaré, igual que nunca te olvidaré a ti, mi lectora más habitual :) un besito graaaande

    ResponderEliminar

Cualquier cosa que digas, lo que te ha producido esta entrada, si te ha gustado, si tienes alguna crítica constructiva que aportar, si te has sentido identificado...¡cualquier cosa! Será bien recibida, y me sacará una sonrisa que te hayas molestado en dejarme un comentario. ¡Muchísimas gracias pequeño soñador!

PD: Respondo a los comentarios en tu blog, así que no te preocupes que tan rápido como me sea posible te contestaré pasándome por tu rincón.