Aquí puedes encontrar lo que tengo, lo que pienso y lo que soy. Es mi pequeño desastre y tú, desde este instante, tienes la oportunidad de rebuscar en él. Tu opinión es la que más me interesa, así que déjame oírla. Todos los textos de este blog me pertenecen, así que sé original y hazlo mejor que yo.
·································································· Twitter ·················· Youtube ················· Tumblr ················· Flickr ··········································································

Carteros que se perdieron

martes, 4 de octubre de 2011

Ha dejado de ser un juego


Pensábamos que todo era un cuento de hadas, tan inocente e infantil como dos niños que hacen un castillo en la playa, tan fácil como construir una pequeña torre con los Lego. Y hasta ahora así era. ¿Por qué tuviste que cambiarlo? ¿Por qué ahora es todo tan complicado? Supongo que algo de culpa tenemos nosotros, que dejamos nuestra infancia a un lado, para dar paso a los problemas y complicaciones que la adolescencia conlleva. Son solo eso, complicaciones, que nosotros mismos nos ponemos en el camino. ¿Para complicarnos la vida? No le encuentro otra finalidad. Porque ahora las miradas son más frías, las conversaciones más tensas y los movimientos más estudiados. De pequeños todo fluye sincero, fácil, espontáneo. Recuerdo esos días en los que conseguíamos mirarnos a los ojos y sonreír, sin ocultarnos nada. 

5 comentarios:

  1. Pues recuerdos.. pork las cosas se hacen complicadas , por eso ai k vivir el dia a dia k la infancia es solo eso, un recuerdo bsss

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, que pena que se haya quedado atrás. Gracias por comentar

    ResponderEliminar
  3. Ay que razón... De peques te haces amiga de alguien en 2 minutos, ahora cuesta tanto encontrar gente que continue pensando que eso no debe cambiar...
    Ah, y tengo 13 años. El mes que viene cumplo los 14. el 24 :)

    ResponderEliminar
  4. Y lo de las princesas de azúcar... ¿Por qué no? Yo ya lo he conseguido. Tú tambien puedes ;)

    ResponderEliminar
  5. Jajaja, de pequeños es tan fácil conseguir las cosas, nadie te mira raro por lo que digas o hagas...:)

    Lo intentaré ;)

    ResponderEliminar

Cualquier cosa que digas, lo que te ha producido esta entrada, si te ha gustado, si tienes alguna crítica constructiva que aportar, si te has sentido identificado...¡cualquier cosa! Será bien recibida, y me sacará una sonrisa que te hayas molestado en dejarme un comentario. ¡Muchísimas gracias pequeño soñador!

PD: Respondo a los comentarios en tu blog, así que no te preocupes que tan rápido como me sea posible te contestaré pasándome por tu rincón.