Aquí puedes encontrar lo que tengo, lo que pienso y lo que soy. Es mi pequeño desastre y tú, desde este instante, tienes la oportunidad de rebuscar en él. Tu opinión es la que más me interesa, así que déjame oírla. Todos los textos de este blog me pertenecen, así que sé original y hazlo mejor que yo.
·································································· Twitter ·················· Youtube ················· Tumblr ················· Flickr ··········································································

Carteros que se perdieron

sábado, 1 de octubre de 2011

amanecer

-8:44

Veo amanecer. Los suaves rayos de luz se cuelan entre las rendijas de la persiana del dormitorio. Una luz cálida envuelve el salon, proporcionandole una atmosfera de tranquilidad. Miro por la ventana. El sol se asoma en el horizonte. No puedo evitar pensar en ti. 


Cuan inmerecido es esto, no te has ganado que en estos momentos tu imagen este presente en mi cabeza. Pero no lo puedo evitar. El sol me recuerda demasiado al brillo de tus ojos cuando me miras, las nubes, parecen transmitir la suavidad de tus abrazos. El cielo, tan infinito, como me gustaría que fueran los segundos junto a ti. La luz, la calidez de tu sonrisa. El sonido de los pájaros al despertar, nada comparado con lo que siento al oír tu voz. 



Al menos espero, que por las noches, cuando mires hacia las estrellas, te acuerdes de mi, de que yo te las bajaría todas y cada una de ellas.

4 comentarios:

  1. A veces es inevitable un pensamiento amoroso, un recuredo que nos hace sonreir, y una sonrisa reflejada por otra:)

    Me ha gustado mucho guapa, un besazo

    ResponderEliminar
  2. cuánta razón llevas. Me alegro de que te haya gustado!

    ResponderEliminar
  3. Bonita forma de expresar como te sientes ... cuando es esa persona la k esta e nuestra cabeza.
    Te sigo , un saludo http://sonrrisadesgastada.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. muchas gracias por seguirme! ahora me paso por tu blog

    ResponderEliminar

Cualquier cosa que digas, lo que te ha producido esta entrada, si te ha gustado, si tienes alguna crítica constructiva que aportar, si te has sentido identificado...¡cualquier cosa! Será bien recibida, y me sacará una sonrisa que te hayas molestado en dejarme un comentario. ¡Muchísimas gracias pequeño soñador!

PD: Respondo a los comentarios en tu blog, así que no te preocupes que tan rápido como me sea posible te contestaré pasándome por tu rincón.