Aquí puedes encontrar lo que tengo, lo que pienso y lo que soy. Es mi pequeño desastre y tú, desde este instante, tienes la oportunidad de rebuscar en él. Tu opinión es la que más me interesa, así que déjame oírla. Todos los textos de este blog me pertenecen, así que sé original y hazlo mejor que yo.
·································································· Twitter ·················· Youtube ················· Tumblr ················· Flickr ··········································································

Carteros que se perdieron

domingo, 4 de septiembre de 2011

Ya no quiero que me quieras





-¿Sabes? Creo que yo ya no quiero que me quieras.


-¿Cómo? ¿Y eso por qué?


-No. Quiero mucho más. Quiero que me ames, que cada vez que me veas se te olvide lo que ibas a hacer, quiero que mi sonrisa sea la luz que ilumine todos y cada uno de tus días, quiero que me mires y me digas que soy tu mayor tesoro, y que al despertar me susurres al oído "Buenos días, princesa"...


-Haré todo eso y mucho más, si tú me dices ven lo dejo todo.


-Ven. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquier cosa que digas, lo que te ha producido esta entrada, si te ha gustado, si tienes alguna crítica constructiva que aportar, si te has sentido identificado...¡cualquier cosa! Será bien recibida, y me sacará una sonrisa que te hayas molestado en dejarme un comentario. ¡Muchísimas gracias pequeño soñador!

PD: Respondo a los comentarios en tu blog, así que no te preocupes que tan rápido como me sea posible te contestaré pasándome por tu rincón.