Aquí puedes encontrar lo que tengo, lo que pienso y lo que soy. Es mi pequeño desastre y tú, desde este instante, tienes la oportunidad de rebuscar en él. Tu opinión es la que más me interesa, así que déjame oírla. Todos los textos de este blog me pertenecen, así que sé original y hazlo mejor que yo.
·································································· Twitter ·················· Youtube ················· Tumblr ················· Flickr ··········································································

Carteros que se perdieron

sábado, 24 de septiembre de 2011

Sólo improbable

-¿Es difícil de conseguir?

-Sí.

-¿Muy difícil?

-Sí.

-¿Imposible?

-No.


Ella me ha sacado de mi cuento de hadas. Me ha abierto los ojos a la realidad. Me ha dicho que el sapo nunca se convertirá en príncipe, y me ha confesado que no cree que un joven vestido de azul se enfrente a un dragón para sacarme de mi torre. También me ha dicho que nunca miraremos al cielo e imaginaremos las formas que pueden adoptar las nubes. Por la noche, tampoco contaremos estrellas. Piensa que él no le pedirá a una estrella fugaz que esté siempre junto a mí. Ella dice que no sea tonta. Que todo aquello que tanto sueño y deseo nunca se cumplirá. Porque los sueños, argumenta, sueños son. ¿Y sabes que es lo qué más me mata? Que tiene razón.

Pero, pero, no es imposible. Existe una posibilidad entre mil millones. Me gustaría que fueras esa posibilidad. Me gustaría que fueras la excepción, mi excepción. La que confirmara que tú no eres "todos ellos".


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquier cosa que digas, lo que te ha producido esta entrada, si te ha gustado, si tienes alguna crítica constructiva que aportar, si te has sentido identificado...¡cualquier cosa! Será bien recibida, y me sacará una sonrisa que te hayas molestado en dejarme un comentario. ¡Muchísimas gracias pequeño soñador!

PD: Respondo a los comentarios en tu blog, así que no te preocupes que tan rápido como me sea posible te contestaré pasándome por tu rincón.