Aquí puedes encontrar lo que tengo, lo que pienso y lo que soy. Es mi pequeño desastre y tú, desde este instante, tienes la oportunidad de rebuscar en él. Tu opinión es la que más me interesa, así que déjame oírla. Todos los textos de este blog me pertenecen, así que sé original y hazlo mejor que yo.
·································································· Twitter ·················· Youtube ················· Tumblr ················· Flickr ··········································································

Carteros que se perdieron

domingo, 11 de septiembre de 2011

Septiembre

El sol sigue brillando, pero lo hace para darnos un último recuerdo del verano. Septiembre. Nunca me ha gustado este mes, por la obvia razón de que se empieza un nuevo curso, pero también porque me provoca muchos nervios. A las doce y un segundo del uno de septiembre ya tengo los pelos de punta. Es un mes que no para de recordarme que se me acaba el tiempo, que el verano ha terminado, que me tengo que preparar para las clases, clases, clases...No me deja pensar en otra cosa, y eso que yo me resisto. Pero es inevitable, ¿cómo vas a pensar en otra cosa mientras compras un nuevo estuche, rotuladores, lapiceros y un archivador?

Sólo le pediría un favor a Septiembre.

Que me diera una última oportunidad, que ésta no fuera la última vez que nos cruzáramos.

2 comentarios:

  1. Sí, te entiendo. Septiembre es horrible. Porque te paras a pensar en el verano y ha pasado con tan sólo pestañear y ya toca volver a la rutina. Una auténtica decepción. Pero, ¡Ánimo! Seguro que este curso, será TÚ curso, ya verás ;)
    Un beso muy fuerte. Álex Ü

    ResponderEliminar
  2. Es que parece que ha pasado en un abrir y cerrar de ojos, en un estallido de un globo, como una estrella fugaz...Pero bueno, hay que conformarse con lo que toca, y espero, como dices, que este curso me vaya muy bien. Muchas gracias por los ánimos, a veces (demasiadas) se necesitan!!
    Un besotee :)

    ResponderEliminar

Cualquier cosa que digas, lo que te ha producido esta entrada, si te ha gustado, si tienes alguna crítica constructiva que aportar, si te has sentido identificado...¡cualquier cosa! Será bien recibida, y me sacará una sonrisa que te hayas molestado en dejarme un comentario. ¡Muchísimas gracias pequeño soñador!

PD: Respondo a los comentarios en tu blog, así que no te preocupes que tan rápido como me sea posible te contestaré pasándome por tu rincón.