Aquí puedes encontrar lo que tengo, lo que pienso y lo que soy. Es mi pequeño desastre y tú, desde este instante, tienes la oportunidad de rebuscar en él. Tu opinión es la que más me interesa, así que déjame oírla. Todos los textos de este blog me pertenecen, así que sé original y hazlo mejor que yo.
·································································· Twitter ·················· Youtube ················· Tumblr ················· Flickr ··········································································

Carteros que se perdieron

jueves, 29 de septiembre de 2011

Posdata

Lo has vuelto a hacer. Me has vuelto a demostrar que no te importo lo mas mínimo. Que soy solo una piedra mas en el camino la cual hay que ignorar. Y lo peor, lo mas incomprensible, es que tras esto lo mas seguro es que te vuelva a perdonar. Que haga borrón y cuenta nueva como tantas otras veces. Me gustaría tanto que eso cambiara. ¿Pero que ganaría enfadandome contigo? Tu no lo sabrías, seguirias caminando a lo largo de tu mundo feliz ignorando a esa piedra llena de odio. Me sentiria mal conmigo misma, por odiarte, por odiarme.

Aparte, no tengo razones para recriminarte lo que has hecho. No es tu culpa que no me quieras, que sea solo un espejismo que se pierde a lo lejos. Aun asi, me gustaria tanto que al verte mi corazon dejara de acelerarse, que mis ojos no buscaran tu mirada ni que despues sonriera. Al menos podria evitar eso. Pero, como se suele decir, no se puede obligar al cerebro a ignorar lo que le pide el corazon. Aun asi, recuerda que te odio.




P.D: Te quiero. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquier cosa que digas, lo que te ha producido esta entrada, si te ha gustado, si tienes alguna crítica constructiva que aportar, si te has sentido identificado...¡cualquier cosa! Será bien recibida, y me sacará una sonrisa que te hayas molestado en dejarme un comentario. ¡Muchísimas gracias pequeño soñador!

PD: Respondo a los comentarios en tu blog, así que no te preocupes que tan rápido como me sea posible te contestaré pasándome por tu rincón.