Aquí puedes encontrar lo que tengo, lo que pienso y lo que soy. Es mi pequeño desastre y tú, desde este instante, tienes la oportunidad de rebuscar en él. Tu opinión es la que más me interesa, así que déjame oírla. Todos los textos de este blog me pertenecen, así que sé original y hazlo mejor que yo.
·································································· Twitter ·················· Youtube ················· Tumblr ················· Flickr ··········································································

Carteros que se perdieron

domingo, 11 de septiembre de 2011

Huyendo


Me da igual dónde. No me importa en absoluto cómo. Lo único que deseo (y lo deseo, de verdad) es escapar contigo, juntos y lejos de aquí. Esas son las dos únicas condiciones.


Quiero escapar de la rutina que poco a poco se acerca, quiero escapar de ver las mismas caras de siempre, en los mismos lugares y de la misma manera. Escapemos sin rumbo conocido pero con una meta: No volver jamás. 




 Escribiendo A La Nada

4 comentarios:

  1. Hola!! pues lo del champú no es que sea malo, solo que si tu llevas usando el de garnier por ejemplo y notaste que te iba bien, al cabo de 2-3 botes o bueno, 3-4 ya no notaras nada especial en el champú pero por ejemplo si lo convinas con otros, y al cabo de varios botes te vuelves a comprar el de fructis pues entonces notarás mas resultados, además, alomejor encuentras uno que te valla mejor yo creo que he probado casi todas las marcas mas famosas y bueno, unas me gustan mas y otras menos, he encontrado el que ahora uso pero ya encontraré otro que me guste mas
    Adios guapa!besos!;)

    ResponderEliminar
  2. Un entrada estupenda. Sería bonito escaparse con aquella persona tan especial para ti. :)
    Espero que algún día tus sueños se hagan realidad.
    Un beso muy fuerte. Álex Ü

    ResponderEliminar

Cualquier cosa que digas, lo que te ha producido esta entrada, si te ha gustado, si tienes alguna crítica constructiva que aportar, si te has sentido identificado...¡cualquier cosa! Será bien recibida, y me sacará una sonrisa que te hayas molestado en dejarme un comentario. ¡Muchísimas gracias pequeño soñador!

PD: Respondo a los comentarios en tu blog, así que no te preocupes que tan rápido como me sea posible te contestaré pasándome por tu rincón.