Aquí puedes encontrar lo que tengo, lo que pienso y lo que soy. Es mi pequeño desastre y tú, desde este instante, tienes la oportunidad de rebuscar en él. Tu opinión es la que más me interesa, así que déjame oírla. Todos los textos de este blog me pertenecen, así que sé original y hazlo mejor que yo.
·································································· Twitter ·················· Youtube ················· Tumblr ················· Flickr ··········································································

Carteros que se perdieron

jueves, 1 de septiembre de 2011

Las palabras sobran


Al final de la calle se ve a una pareja que avanza lentamente cogidos de la mano. Ella mira al suelo y de vez en cuando echa un vistazo a sus manos unidas. Él la mira a ella. Mira sus ojos, sus largas pestañas formando un abanico, mira su pelo cayendo suave sobre su rostro. Entonces ella levanta la vista del suelo y le mira a él. No se dicen nada, sencillamente por qué las palabras sobran. No hace falta que susurren un "te quiero", porque ambos ya lo saben. Aunque también a ambos les gusta escucharlo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquier cosa que digas, lo que te ha producido esta entrada, si te ha gustado, si tienes alguna crítica constructiva que aportar, si te has sentido identificado...¡cualquier cosa! Será bien recibida, y me sacará una sonrisa que te hayas molestado en dejarme un comentario. ¡Muchísimas gracias pequeño soñador!

PD: Respondo a los comentarios en tu blog, así que no te preocupes que tan rápido como me sea posible te contestaré pasándome por tu rincón.