Aquí puedes encontrar lo que tengo, lo que pienso y lo que soy. Es mi pequeño desastre y tú, desde este instante, tienes la oportunidad de rebuscar en él. Tu opinión es la que más me interesa, así que déjame oírla. Todos los textos de este blog me pertenecen, así que sé original y hazlo mejor que yo.
·································································· Twitter ·················· Youtube ················· Tumblr ················· Flickr ··········································································

Carteros que se perdieron

lunes, 22 de agosto de 2011

Errores

Sí, es cierto. Lo hice mal y no es la primera vez. Ni será la última. Porque las personas se equivocan, han sido creadas por y para ello. Sólo así aprenden de sus errores y saben que no los tienen que volver a hacer. O al menos eso prometen los niños pequeños cuando escuchan la regañina de su madre tras haberse peleado entre ellos. Pero no siempre es verdad y no siempre es posible cumplir esa promesa. Porque también dicen que el ser humano es el único ser que tropieza dos veces con la misma piedra. Y si es necesaria una tercera, también.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquier cosa que digas, lo que te ha producido esta entrada, si te ha gustado, si tienes alguna crítica constructiva que aportar, si te has sentido identificado...¡cualquier cosa! Será bien recibida, y me sacará una sonrisa que te hayas molestado en dejarme un comentario. ¡Muchísimas gracias pequeño soñador!

PD: Respondo a los comentarios en tu blog, así que no te preocupes que tan rápido como me sea posible te contestaré pasándome por tu rincón.