Aquí puedes encontrar lo que tengo, lo que pienso y lo que soy. Es mi pequeño desastre y tú, desde este instante, tienes la oportunidad de rebuscar en él. Tu opinión es la que más me interesa, así que déjame oírla. Todos los textos de este blog me pertenecen, así que sé original y hazlo mejor que yo.
·································································· Twitter ·················· Youtube ················· Tumblr ················· Flickr ··········································································

Carteros que se perdieron

lunes, 22 de agosto de 2011

¿El destino?

¿Es posible que el destino me la tenga jugada? Que quiera hacerlo todo más complicado de lo que ya es. Que quiera que nos distanciemos aún cuando estamos tan cerca. La excusa de la distancia en este caso no parece ser suficiente, ya que no sería válida. Tan cerca y a la vez tan lejos. Nuestras miradas parecen huirse, esquivarse, aún sabiendo que el momento en el que se topan es maravilloso. Y es que no sé a quién echarle la culpa, al destino, a la vida,a ti o a mí...Supongo que la última opción es la correcta aunque me cueste asumirlo. Siempre cuesta echarse la culpa a uno mismo, ya que continuamente intentamos cargarle el muerto a otro y escurrir el bulto. Permanecer con la cabeza bien alta y la autoestima por las nubes, como si la cosa no fuera con nosotros, la culpa es de los demás. Pues no. Hay veces que el problema sólo tú lo puedes solucionar. Sólo tú puedes hacer que todo cambie. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquier cosa que digas, lo que te ha producido esta entrada, si te ha gustado, si tienes alguna crítica constructiva que aportar, si te has sentido identificado...¡cualquier cosa! Será bien recibida, y me sacará una sonrisa que te hayas molestado en dejarme un comentario. ¡Muchísimas gracias pequeño soñador!

PD: Respondo a los comentarios en tu blog, así que no te preocupes que tan rápido como me sea posible te contestaré pasándome por tu rincón.