Aquí puedes encontrar lo que tengo, lo que pienso y lo que soy. Es mi pequeño desastre y tú, desde este instante, tienes la oportunidad de rebuscar en él. Tu opinión es la que más me interesa, así que déjame oírla. Todos los textos de este blog me pertenecen, así que sé original y hazlo mejor que yo.
·································································· Twitter ·················· Youtube ················· Tumblr ················· Flickr ··········································································

Carteros que se perdieron

domingo, 1 de mayo de 2011

¿Alguna vez has viajado por tu imaginación? Sí, ese lugar en que todo es posible. Ese lugar en el que tú ya tienes un príncipe azul, en el que siempre eres feliz, en el que el mundo parece menos serio. Allí tú eres la reina del mundo, decides todo lo que pasa. Si ese mundo es un mundo alegre es porque tú lo has decidido, si es triste, es porque tú has querido. Allí todo está a tu cargo. Y te gusta.
Puedes mandar a freír esparrágos a esa chica que tanto odias, puedes hacer que un chico que nunca se ha fijado en ti por fin lo haga. Puedes retroceder en el tiempo o viajar al futuro, puedes hacer que las personas que desaparecieron de tu vida vuelvan a estar en ella. Mientras te imaginas todas estas cosas sonríes, pero cuando abres los ojos y descubres que esa no es la realidad no puedes hacer otra cosa que resignarte a aceptarla. Es duro volver al presente, volver a tu imperfecta vida, pero no todo tiene por qué cambiar. Si te esfuerzas, puedes conseguir algo de lo que has imaginado.

2 comentarios:

Cualquier cosa que digas, lo que te ha producido esta entrada, si te ha gustado, si tienes alguna crítica constructiva que aportar, si te has sentido identificado...¡cualquier cosa! Será bien recibida, y me sacará una sonrisa que te hayas molestado en dejarme un comentario. ¡Muchísimas gracias pequeño soñador!

PD: Respondo a los comentarios en tu blog, así que no te preocupes que tan rápido como me sea posible te contestaré pasándome por tu rincón.